Antiguas Escrituras Hindúes

Esta visión general de las antiguas Escrituras Hindúes, fue redactada por Shyam Sundar Goswami y revisada por Basile P. Catomerís, siguiendo el sistema de transliteración utilizado en el clásico libro Layayoga de Shyam Sundar Goswami (Inner Traditions).

 

Las antiguas escrituras han sido clasificadas bajo los siguientes apartados:

Weda 1)

Según la tradición India que se remonta a épocas inmemoriales, los Wedas no fueron redactados por ningún humano, y todas las antiguas escrituras estan basadas en ellos. Pero dicha afirmación  ha sido cuestionada a la luz de ideas  modernas que mezclan una intelectualización con influencias de especulaciones ingeniosas/ inferencias; una interpretación descabellada de los textos waidika, sin sentir hacia ellos la menor simpatía, atracción o miramiento, todo ello combinado con una falta absoluta de visión interior y experiencia, lo cual acarrea una total  incomprensión del sentido tanto técnico como espiritual de los Weda que permanece oculto debido a dichas circunstancias. Los Wedas son denominados shruti porqué han sido “oidos” por el oido interno, abierto en concentración. Asimismo, también son “vistos” por la visión yóguica desarrollada en dhyana y samâdhi, y por lo tanto no han sido redactados por el intelecto.

Cualquier verdad que exista en la naturaleza, puede ser revelada a personas con ciertas dotes, lo cual no significa en ningún momento que la persona en cuestión las haya creado. Tomemos el ejemplo de la gravedad. Le fue revelada a Newton quien por lo tanto fue su descubridor, que no el creador de la gravedad. Dicha falta de comprensión de la interpretación brahmanica de los Wedas es la que ha propiciado toda una serie de interpretaciones discordantes, sin pies ni cabeza. Recordemos también que la interpretación brahamanica no debe equipararse a una explicación ritual. 

Consciencia Suprema – Existe un aspecto de Brahman, en su fase indefinida e inmutable- en el cual el poder inactivo como ser y consciencia está en tensión, y pertenece a la naturaleza del sonido supremo infinesimal, denominado parasahbda, aunque latente. Cuando dicho poder, al ser dinámico, se vuelve efectivo, el principio del sonido en acción se transforma en la radiante energía sónica denominada pashyanti, la cual constituye el pranawa, el primer mantra- la primera energía manifiesta, dotada de creatividad.

A continuación, el sonido radiante se transforma en la potente energía del sonido denominada madhyama, causante del surgimiento de un cierto número de unidades de poder, capaces de producir movimientos de fuerzas específicas con elementos de sonido diversiformes. Dichas unidades se combinan entre ellas de muy distintas maneras, formando los “brotes” primigenios, que son solo conocidos por sus patrones de sonido, y por ello designados como bija (brote, semilla), una parte de estos se convierte en algo craso, y funciona en el campo maerial. Ello se llama waikhari.

El dinamísmo operante en este caso, irradia una energía que causa la emissión de sonidos. La semilla de la vida, la mente y la materia residen en el poder del sonido supremo. La totalidad del dinamismo bajo su forma de sonido son los Weda. En los Wedas está todo el sistema de conocimiento. Se compone de los siguientes niveles:

  1. Conocimiento supremo del ser supremo realizable en la mente –asamprajñata samâdhi.
  2. Conocimiento supraconsciente del ser supremo y de objetos a distintos niveles en samprajñata samâdhi.
  3. Realizaciones suprasensoriales en dhyâna.
  4. El conocimiento intellectual más elevado que incluye ciencias materiales y espirituales.
  5. Saber perceptual.

En una experiencia perfecta de los Wedas, el entero sistema de conocimiento es revelado. La forma más elevada de la experiencia de Brahmâ. Esa es la experiencia primaria. Pero también existen experiencias secundarias de los Wedas. Son las experiencias de los rishis. En las experiencias de los rishis, se revela un segmento de los Wedas o sistema de saber. 
Los rishis mencionados en relación con los mantras en los Sanghitas no son los redactores de los mantras, sino los visionarios de los mantras en samâdhi. Las experiencias de samâdhi son formas de pensamiento altamente rarificadas, otorgadas y expresadas en formas de sonido altamente técnicos que constituyen el lenguaje waidika. El conocimiento segmentado presentado en lenguaje waidika representa el Mantrasanghita de los Wedas.

Muchas verdades y leyes arraigadas en la naturaleza fueron reveladas a los rishis en sus experiencias segmentadas de los Wedas. De dicha manera, adquirieron un elevado orden de conocimiento de la vida, la mente, y la materia. Alcanzaron un conocimiento directo del Yoga en la totalidad de su forma. También adquirieron conocimientos científicos. Luego, verdades científicas asi como verdades espirituales, ambas en su esencia, aparecen en los Wedas. Este tipo de conocimiento-raiz fue elaborado por los rishis a través de estudios y experimentos y luego presentado como una ciencia a parte. Asi es como formularon una ciencia de la mente, de la medicina (âyurweda), de la física (bhoutikâtibhoutika shastra), química (wedam), electricidad y magnetismo (soudâmini), matemáticas (râshi), astrología y astronomía (jyotisha) etc … 
La mayoría de sus obras originales se han perdido: solo existen fragmentos dispersos en los Purânas.

El Veda principal/primario es uno, es decir una totalidad indivisa; consiste en mantras de cuatro formas- riz, yajus, sâma y atharwa, y contiene 100.000 mantras. El primer rishi (visionario) Brahmâ “vió” el entero Veda con su vision yóguica y lo expresó. Ese es el Veda principal/primario. También es denominado prâjâpatya Shruti, es decir lo que ha sido “oido” por Brahmâ en samâdhi. Representa la más elevada experiencia del Weda.

En la experiencia secundaria del Veda de los rishi, los rik-mantra fueron primero revelados al rishi Agni, los yâjus al rishi Wayu, el sâma al rishi Surya y el atharwa al rishi Angira. Pero la totalidad del Veda permaneció sin dividir. En la 28 era Dwâpara (aproximadamente hace unos 4/5000 años) el gran rishi Krishna Dwipâyana abrevió el Weda primario y lo dividió en 4 libros. A esta nueva ordenación del Veda original, le dió el nombre de Wedawyasa. Los cuatro libros editados por Wyasa son el Rigweda-sanghita, el Yajurweda-sanghita, el Samaweda-sanghita y el Atharwaweda-sanghita.

El Yajurveda fue finalmente dividido en el Shuklayayurweda-sanghita y en el Krishnayayurweda-sanghita. Los actuales Rigweda,Yajurveda, Sâmanaweda and Atharwaweda-sanghitas son muy probablemente idénticos a los Wyasa sanghitas. Una creencia bien establecida es la de la santidad del texto Waidika, el único modo de enseñanza transmitido de guru a guru; tanto la determinación del guru en mantener la pureza del texto, asi como la prodigiosa memoria de los alumnos que respetaron la exactitud del texto, han contribuido en preservar la exactitud del Wyasa Sanghita sin interpolaciones u modificaciones.

Brâhmanas

En el caso de los mantras del Weda primario, las palabras brahmanicas fueron creadas por los antiguos rishis con la intención de comprender sus respectivos sentidos. Por ello cobraron vida los antiguos Brâhmanas. Debido al tamaño enorme del Weda primario, también se esperaba de los Brâhmanas que fuesen voluminosos. Resulta dificl decir si existió cual libro voluminoso al igual que ocurrió con el Weda primario, o si se trataba de quatro libros en concordancia con los cuatro tipos de mantras del Weda primario. Sin embargo, despues de que el Weda primario fuese reordenado por Wyâsa en cuatro Sanghitas, los antiguos Brâhmanas también se vieron alterados. Quiza fuesen divididos en muchas partes.

Hubo muchas diferentes escuelas (shâkhâ) pertenecientes a las cuatro Sanghitas. Dichas escuelas surgieron para facilitar el estudio de los Weda. Según el Muktikopanishad, el número de escuelas llegó a ser de 1180 pero según Patanjali, el autor del Mahâbhâshya y el conocido comentario de la gramática de Panini, el número era de 1130. Se ha establecido que cada escuela tenía un Brâhmana separado. Luego, había muchos Brâhmanas. En la actualidad muchas escuelas han desaparecido, y la mayoría de los Brâhmanas se han perdido.

En la actualidad, los Brâhmanas Aitareya y Koushitaki Brâhmanas of the Rigweda, el Brâhmana Shatapatha del Shuklayayurveda, el Bràhmana Taittirija del weda  Krishnayajurweda, los Brâhmanas Tandya, Jaiminiya, Daiwata and Shadwinghsa del Sâmaweda, y el Brâhmana Gopatha del Atharwaveda figuran entre los Brâhamanas que todavía existen.

En cualquier caso, los Brâhmanas estaban tan cercanos a la parte del mantra, que el Veda fue definido en el Yajnaribhâshasutra de Apastambha como palabras, tanto del mantra como de los Brâhmanas; mantras así como Brâhmanas son el Veda (ibid).

Upanishads

Los Upanishads son parte de los Brâhmanas. Solo algunos Upanishads pertenecen a los Sanghitas. Existen muchos Upanishads. Al día de hoy, han sido conservados 108 generalmente conocidos por sus nombres indicados en el Muktikopanishad. Además de dichos 108 Upanishads, otros han sido hallados recientemente bajo forma de manuscrito. Con el encabezamiento « Upanishads no publicados » La biblioteca Adyar de Madras (Chennai), ha publicado 71 de estos. En el Upanishad « Wâkya-Mahâkosha” se mencionan los títulos de 225 Upanishads de los cuales 115 se suman a los ya conocidos 108.

Los Upanishads evocan particularmente el Yoga asi como el alcance del estado de consciencia suprema en el cual Brahman es directamente realizado. También explican la mente, las fuerzas pránicas y los nâdis (meridianos sutiles de fuerza-movimiento).

Tantras

Los Tantras originales son casi tan antiguos como los Veda. Asi como estos últimos salieron de la boca de Brahmâ, los Tantras lo hicieron de la de Shiva. También se dice que Tantras y Vedas son los dos brazos del poder Divino, y que el entero universo está sujeto entre ambos brazos. Ello indica que los Tantras son un aspecto fundamental de la totalidad del sistema de conocimiento que hallamos en los Wedas. El nombre Tantra ha sido mencionado en el Ashwalâyana Shroutasutra. Kullukabhatta, el famoso comentarista de Manusanghita dijo que el shruti reviste dos aspectos, waidikas y tantricas.

Shruti es lo recibido como palabras divinas a través de una intensa escucha, en profunda concentración, y ha sido impartido a los demás directamente transformando dichas palabras silenciosas en formas waikhâri (lo audible). Ambos, Wedas y Tantras, fueron revelados de dicha manera. El primer rishi del Weda Shruti es Brahmâ y el del Tantra Shruti es Shiva.

Yoga y mantras aparecen en los Vedas como esencia. Han sido parcialmente revelados en los Upanishads, pero están tratados en profundidad en los Tantras. Los Bija (semilla) mantras se encuentran escondidos en el sumamente complejo lenguaje de los mantras waidika de los Sanghitâs, excepto en el caso del paranawa. Solo una pequeña parte ha sido revelada en los Upanishads, pero en los Tantras, todos los bija-mantras han sido perfectamente separados y presentados en formas reales junto a sus deidades y a sus modos de práctica. En algunos de los Upanishads, hay mantras y concentraciones de procesos asociados abreviados. Están elaborados en detalle en los Tantras. Existen breves e incompletas menciones de muchos procesos en los Vedas que  han sido abordadas de forma extensa en los Tantras. La importancia de los procesos espirituales y prácticas waidika han sido aceptada en loa Tantras. Existe una interacción/fusión entre los procesos tántricos y waidikas.

Las explicaciones sobre los chakras y el sistema de los nâdis de los Upanishads, han sido elaborados y claramente explicados en los Tantras. De hecho, sin la ayuda de estos, dichos temas habrían permanecido incompletos.

No solo los Tantras han sido mencionados en los Puranâs, sino que muchos bija-mantras y deidades asociadas y en ellos mencionadas, resultan ser muy parecidas a las de los Tantras. Tanto la forma de adoración waidika como la tántrika, han sido recomendadas a los practicantes espirituales en los Purânas ; algunas prácticas espirituales en algunos de los Puranâs son muy parecidas a las que encontramos en los Tantras. Muchos bija-mantras tántricos han sido adoptados en los Puranâs. La influencia tántrica se aprecia claramente en el Smritisanghitâ, ayurveda (medicina) y en el jyotisha (astrología y astronomía).

Desde un punto de vista yóguico, la semilla plantada en los Sanghitâs de los Wedas ha germinado en los Upanishads y plenamente florecido en los Tantras. Los Tantras tienen dos grandes divisiones, agama y nigama. Los Tantras enunciados por Shiva, y escuchados por Pârwati son los agamas ; los enunciados por Parvâti a Shiva son los nigamas. Tanto agamas como nigamas fuero aprobados por Vishnu. Esos son los Tantras originales. Esos Tantras eran numerosos pero la mayoría se han perdido. También existen numerosas compilaciones tantrikas a cargo de grandes escritores tántricos de épocas posteriores.

Puranas

El Puranâ fue primero expresado por Brahmâ. Ese es el Puranâ original. Su título era Brahamandrapurâna y contenía mil millones de versos. Luego Wyâsa abrevió el Puranâ original, y lo reordenó en 18 partes. Cada parte se convirtió en un libro separado con su propio título. En la actualidad hay 18 Puranâs  disponibles que contienen 400.000 versos en su totalidad.

Puranâ significa lo que es muy antiguo, lo que existía con anterioridad. Ello significa que muchas hechos presentados en los Puranâs son muy antiguos. Los Puranâs resultan de gran ayuda para entender el verdadero sentido de los Wedas. En los Puranâs se evoca el Yoga, la religión y muchas cuestiones útiles en la vida cotidiana. Los Itihâsas son en realidad una parte de los Puranâs. Actualmente solo hay dos libros que pertenezcan a los Itihâsas; el Ramayana de Valmika y el Mahâbarata de Vyasa.

Darshanas

Los bien conocidos seis Darshanas son: Waisheshikadarshana de Kanâda, Nyâyadarshana de stavning??Gotama, Sankhya- darshana de Kapila, Yogadarshana de Patanjali, Purwamimangsadarshana de Jainini y Wedanta-darshana de Wedawyasa. El Shankyadarshana de Kapila se ha extinguido. Existe una pequeña obra titulada Tattwasamasa que contiene solo 22 aforismos. Muchos consideran que Kapila fue su autor. Existe otra pequeña obra de 70 versos titulada Sandhyakârikâ , considerada como antigua. También existe un gran libro titulado Shankhya-prawachanasutra, que se considera generalmente como Sankhyadarshana. Hubo otras obras de Darshanas de Yoga pero de todas ellas solo nos queda la de Patanjali.

Además de los bien conocidos seis sistemas de darshana, existe otra vía denominada bhakti (amor divino). El Daiwimimangsadarshana de Angirâ es actualmente considerada la mayor obra sobre dicho tema. Asimismo, existen otras dos obras menores como los Sutras de Shandilya y de Nârada. Se menciona el Yoga en los respecivos Darshanas: Waisheshika, Nyâya, Sankya, Vedanta y Daiwimimangsa asi como en los anteriormente mencionados sutras de Bhakti de Shandilya y Nârada.

El uso de la palabra filosofía para el término darshana es inadecuado. El sentido literal de darshana es ver, vista, ojo. Darshana es una experiencia directa a nivel material, mental o espiritual. Darshana es un sistema de conocimiento particular adquirido trás investigar, estudiar y experimentar, e.g. tal y como desrrollar una visión yóguica durante la concentración mental, y es un sistema presentado utilizando un lenguaje altamente técnico, en una forma concisa y con resonancias filosóficas.

Smritisanghitâ

Existen muchos tratados sobre los Smritisanghitâ, viz Manusanghitâ, Vishnu- sanghitâ, etc. Abordan cuestiones como la ley, las costumbres y maneras, reglas de conducta etc. Tambien se evoca el Yoga en algunos Smritisanghitâs.

Acerca de la veracidad de las Escrituras

Señalemos que el Yoga básico se halla escondido tras el lenguaje altamente técnico y complejo de los Veda Sanghitâs. La forma-palabra contenida en ese idioma único puede ser reducida a un bija u a otras formas-mantra reales. En otras palabras, el sentido espiritual que revelan yoga y mantras se halla envuelto en no sonidos-formas que no fueron creados por el hombre, sino «esuchados» a través del oido interna de los rishis que alcanzaron dicho poder gracias al Yoga. Ello tenía una doble finalidad. Primero, la esencia quedaba asi protegida de oidos profanos, y en segundo lugar, la sustancia real solo sería revelada con la ayuda de un guru. Por ello es por lo que resulta tan dificil entender su sentido interior, y ha sido tan malinterpretado por quienes no poseen experiencia espiritual.

El Yoga básico escondido tras el lenguaje de mantras de los Wedas fue primero expuesto en los Upanishads. Sin embargo, existen algunos aspectos del yoga meniconados en los Upanishads que no han podido ser retrazados en los Sanghitâs. Ello nos da a entender que o se han perdido algunas partes de la colección de Vyasa, o no hemos entendido algunas partes de los Sanghitâs. La presentación Upanishádica del Yoga también es incompleta. Ello nos señala que muchos Upanishads que trataban de Yoga se han perdido. No existe ninguna prueba que apoye la idea según la cual unicamente los once Upanisahds bien conocidos son los genuinos y antiguos, y que los demás fueron introducidos más tarde. También se ha dicho que durante la época de Shankara no existían otros Upanishads ( a parte de dichos once).Esta afirmación se basa en el hecho que Shankaracharya no comentó otros Upanishads. Este razonamienteo es poco sólido si recordamos que el gran rishi tampoco comentó otros Vedas Sanghitâs. ¿Podemos acaso concluir entonces que dichos Sanghitâs no existían en su época ? Ninguna otra afirmación podría ser más absurda. Shankara ha citado muchos mantras de los Sanghitâs, así como otros pertenencientes a los Upanisahds. Ha comentado los  Nrisinghatapiny-upanishad que se encuentran junto a los 11 Upanishads. Sus comentariso sobre otros Upanishads pueden haberse perdido.

No podemos extraer ninguna conclusión definitiva limitándonos a observar los distintos tipos de lenguaje utilizado en los Upanishads. En ellos encontramos el lenguaje Brâhmanico, el lenguaje tántrico y una forma altamente técnica de lenguaje característica de los propios Upanishads, sumamente dificil de comprender. Asimismo, también encontramos en los Upanishads algunos procesos yóguicos, no disponibles en otras escrituras, presentados en un tipo de lenguaje sumamente complejo. Las diferencias de lenguaje son el rasgo característico de los Upanishads. La teoría según la cual fue introducido de forma tardía es un mito. Sin embargo, la imagen del Yoga presentada en los 108 es incompleta e indica que muchos Upanishads que trataban de Yoga se han perdido.

En cuanto a los Tantras, existe mucha desinformación, malentendidos y controversias respecto a dichas escrituras. Se debe sobre todo al hecho que personas que no son Yogis(inis) y sin la menor experiencia espiritual, han intentado abordar los Tantras, y los han evaluado en base a un mero superficial conocimiento linguístico. Resulta imposible descifrar el lenguaje espiritual tantriko de dicha manera. En los Tantras, el Yoga, sus varias formas y prácticas son presentados en un lenguaje espiritual y resultan incomprensibles sin las indicaciones de un Guru. En los Tantras hallamos una mezcla de diferentes lenguajes- técnico, espiritual, filosófico y común. Varios aspectos de la religión, hábitos y muchas otras cuestiones útiles y necesarias en la vida cotidiana son presentadas utilanzando un lenguaje corriente. También encuentramos en los Tantras la utilización de algunas palabras que revisten un significado oculto. Todo ello debe ser cuidadosamente considerado a la hora de estudiar los Tantras.

La principal cuestión respecto a estas escrituras, es que aportan al Yoga Waidika una forma más completa. Varias formas de Yoga resultan comprensibles solo con ayuda de los Tantras. Luego los Tantras son indispensables para el estudio del Yoga.

Acerca de los Purânas, lo primero que se oye, son voces gritar que los Purânas son solo historias fantásticas llenas de supersticiones ; son recientes y albergan muchas interpolaciones.

Yo me pregunto si dichos críticos han estudiado cuidadosamente los Purânas. Son obviamente lenguages simples, comunes en los cuales se presenta la religión en sus formas más sencillas, a los que son incapaces de comprender aspectos espirituales de más alto nivel, pero necesitan algo para encontrar su camino en dicho campo. En los Purânas, también podemos encontrar un lenguaje dificil y altamente técnico. Las historias de los Purânas son verdaderamente muy útiles. Algunas son sencillas, faciles de entender asi como hermosas, su objetivo es dejar una duradera impresión religiosa en la mente de los que son incapaces de captarlo de otra manera. Pero también encontramos historias de dificil comprensión, como cuando transmiten aspectos técnicos del Yoga, la espiritualidad o la religión.

Desde el punto de vista yógico, los Purânas aportan detalladas descripciones técnicas, asi como valiosa información sobre el amplio tema del Yoga.

1) También conocidos como Veda o Los Vedas (nota del traductor).
2) Foneticamente identificado como el primer sonido Aum, Om y Ong (nota del traductor).